Sin las tarjetas de memoria, las cámaras de foto y vídeo no serían nada. La cuestión es qué tipo de tarjeta de memoria te conviene más llevar encima, y cuántas. Evidentemente, dependerá de las circunstancias y de la compatibilidad con el modelo de cámara que uses. Si eres un profesional de la fotografía con una cámara réflex, seguramente necesitarás tener a mano un buen puñado de tarjetas SDHC con una capacidad considerable (sobre todo si vas a trabajar con formatos sin comprimir, como el RAW). Por otro lado, si te vas a limitar a capturar momentos concretos de algún

Seguir leyendo
filtrar
Coinciden 74 artículos :
  • 1 (current)
  • 2

… viaje o reunión familiar con una compacta, lo más probable es que te baste con un par de tarjetas SD de capacidad media. En cualquier caso, siempre se recomienda apostar por un mayor número de tarjetas de poca capacidad de almacenamiento, especialmente para sesiones de fotografía importantes en las que una tarjeta dañada podría suponer un disgusto. Más allá del tamaño, conviene tener en cuenta la velocidad de escritura de la tarjeta de memoria si tu intención es grabar vídeo o realizar ráfagas, ya que es determinante para conseguir una calidad de imagen óptima.