Hace tiempo que las cámaras web dejaron de ser meros periféricos con forma de bola o de pinza. Actualmente, dispones en el mercado de una larga lista de gamas, formatos y modelos. Esta oferta desmesurada obliga, pues, a estudiar detenidamente los parámetros de cada webcam para elegir correctamente. Para empezar, se encuentra el tema del diseño, que, más allá de los gustos estéticos, debe responder a una cuestión de espacio y comodidad. La pregunta es: ¿dónde la vas a colocar? En este sentido, cabe destacar que existen modelos con conectividad inalámbrica, el paradigma de la comodidad (sobre todo para youtubers).

Seguir leyendo
filtrar
Coinciden 33 artículos :

… Hablando de conexión, las hay que ni siquiera necesitan conectarse al ordenador para funcionar. Se trata de las cámaras de red, que, como su propio nombre indica, manda las imágenes directamente al ciberespacio. Un diseño bonito que aporte comodidad está bien, pero hablamos de una cámara, así que no podemos olvidarnos de la resolución de imagen, ni de la óptica. En cuanto a la resolución, ten en cuenta que la media en las webcams de calidad no suele bajar de los 640 x 480 píxeles. Por otro lado, el dilema sobre la óptica solo implica una decisión fundamental: ¿iris o anillo de enfoque?