Pasada la era analógica, conseguir capturas profesionales es sencillo con una cámara de fotos réflex digital. Sus bondades pueden resumirse en cuatro puntos básicos: un precio flexible, un visor réflex, un objetivo intercambiable y un sensor de imagen digital. Las ventajas de la primera variable son obvias, ya que permite a cualquier amante de la fotografía acceder a una cámara de calidad dependiendo de su presupuesto. En cuanto al visor que da nombre a este tipo de cámara fotográfica, se caracteriza por no tener retardo alguno entre la imagen enfocada y la visualizada. Esta corrección del error de paralaje propio de

Seguir leyendo
filtrar
Coinciden 47 artículos :

… algunas cámaras analógicas se consigue gracias a un prisma reflectivo de cinco caras y un espejo colocado a 45º, aunque el sensor de imagen digital de las cámaras réflex también tiene mucho que ver. Un sensor que sustituye al negativo de toda la vida del formato analógico, y que puede encontrarse en diversos tipos, principalmente CMOS (sensor de píxeles activos) y CCD (dispositivo de carga acoplada). Independientemente del sensor y el visor, las cámaras réflex digitales presentan una ventaja impensable en las cámaras de fotos analógicas: almacenar las capturas y visualizarlas inmediatamente. Por no hablar de la posibilidad de intercambiar los objetivos en función de las necesidades del momento.